Travesía vallina nospotentra

lunes, 16 de abril de 2018

una en el Almanzor


Pasan ya muchos días de este ocioso mes de Junio y sigo sin pisar monte . Ninguno de mis asiduos compañeros tiene tiempo o ganas de acompañarme y así .. van pasando los días , demasiados días sin ver siquiera rastro de roca . En estas estoy , cuando recuerdo una crónica que leí de unos amigos que pasaron una noche de vivac en la cima del sistema central , en el Almanzor . Y como un virus una idea empieza a incubarse en mi interior . No hay vuelta atrás . Miro las webs de meteorología y compruebo lo que ya suponía , hay anticiclón para rato . Así las cosas preparo la mochila ... Al Almanzor pues.

En poco mas de dos horas y media cambio mi cómodo sofá , por un camino lleno de pedruscos que algún cachondo mental tuvo a bien llamar senda Real .. 
La mochila tira de mi espalda sin piedad . Es un suplicio y mas con el típico calor de las tardes de verano en Gredos .

Por suerte corre agua en la fuente de los cavadores . Paro allí un rato a descansar , refrescarme y descargar de peso mi maltrecha espalda . Poco mas adelante , en la fuente de los barrerones vuelvo a beber , mojar la gorra y descansar espalda .. Ya veo aabajo junto a la laguna el Refugio antes llamado Elola ( ahora es laguna grande , cosas de la memoria histórica ) . Una idea peligrosa se me pasa por la cabeza . Será duro llegar hasta el refugio y no caer en la tentación de acabar durmiendo allí . Cena caliente , cama blanda , calor , incluso cervezas , a precio de solomillo pero cervezas ... Veremos si no acaba allí mi aventura en el Almanzor .

Al llegar a la laguna vuelvo a parar a refrescarme junto a la orilla . Es una visión espléndida la del circo de Gredos . Con todos esos picos salvajes y crestas rodeandolo todo , siempre es una visión que me hace sentirme pleno de felicidad  ..

Casi tres horas después de haber salido estoy junto al Refugio . Pero para evitar tentaciones sigo mi camino sin hacer ni siquiera amago de parar  . Adelante hasta el final ..

Nada mas perder de vista el Elola , Perdón , laguna grande.. y superar los primeros resaltes de la hoya Antón , paro junto a una pequeña pradera que rodea una preciosa poza de agua cristalina . Aquello es demasiado . No puedo luchar contra el impulso de parar allí un rato . Rápidamente me despojo de la mochila , y me meto desnudo a la poza  . Ese momento solo ya compensa haber llegado hasta allí . 



Como un poco y bebo de la misma  poza ( agua cristalina como dije ) . Poco dura la parada porque aquel sitio me recuerda a mi sofá . Demasiada comodidad .. Prosigo mi camino , mucho mas revitalizado y animado . Aunque pronto me pone en su sitio la dura realidad . Estoy ante la canal que lleva a la portilla del crampón . Una terrible pedrera . Un caos de rocas amontonadas . Un laberinto donde buscar trazas de sendero es tarea imposible . Piso un bloque que se desplaza de su sitio . Tiro de piernas , de riñones y solo me falta arrastrarme por aquel suplicio  . Un par de cabras se quedan a corta distancia como riéndose de mí .Por un momento busco un lugar para montar allí mismo un vivac  . Pero es imposible , aquello es un malpaís de roca donde no hay un palmo de llano  , un quebradero de piernas . Dormir aquí es  garantía de no pegar ojo y de buenas sesiones de fisio . Hay que seguir y así lo asumo . Metro a metro y paso a paso doy con mi cuerpo en la portilla del crampón . Un pequeño tajo en la montaña que sirve para dar a las innombrables canales oscuras , la vertiente mas salvaje de Gredos , la sur . 
A mi derecha un poco por arriba veo ya mi objetivo . Pero antes hay que trepar la chimenea cimera , con ese remolque de mochila . Eso junto al cansancio hace que me sienta mas torpe de lo habitual . Aún así llego hasta el diedro previo a la cima . Lo supero bien pero ahora en lugar de ir hacia el la cima principal hay que ir hacia la izquierda . A la cima secundaria . El problema es que no conozco el paso a esta cumbre y lo que veo ante mi es una pared vertical partida por una grieta que sale arriba , unos dos metros mas arriba . Pero que me expone a una fea caída fuera de la chimenea . Tiro de técnica , y empotro la punta de mi bota derecha , a la vez que meto la mano izquierda en la fisura y la cierro a modo de cerrojo . Así avanzo un tramo por la expuesta fisura y ahora toca al revés , empotro bota izquierda y hago cerrojo con la mano derecha .. Una vez superado esta última dificultad estoy justo donde quería llegar , en el vivac de la cima secundaria del Almanzor  . Cumbre gemela a escasos 10 metros en horizontal del vértice geodésico  . 





Lo que tengo ante mi compensa todo lo sufrido hoy . Llego justo cuando  el sol empieza a acercarse a la linea del horizonte , por el oeste . Un sin fin de cimas , cuchillares , canchales , agujas , paredes .. Hay aire y vacío por todas partes .Es como estar en el cielo y ese primer momento ya es mío para siempre ...







El primer acto ha finalizado , ahora comienza el entreacto , la noche en el vivac ..




Miro hacia abajo . Casi en la vertical desde la cima veo las primeras luces del refugio .Hay mucha gente revoloteando al rededor . Me alegro de haber subido a dormir a la planta alta . Creo que la noche en el Elola será movida . Y  y yo aquí solo en mi habitación .




Preparo el vivac . Es algo pequeño . Tanto que a media noche al ir a estirar un poco las piernas tiro sin querer una de las piedras del parapeto . Esta cae al vacío con gran estrépito .  Lo cual me sitúa de golpe en el espacio y lugar . Aquí mejor no levantarse sonámbulo ...

Me dispongo a hacer la cena y compruebo que me queda muy poca agua . Si me hago una sopa no me va a quedar para el café de por la mañana . No lo dudo , el café es sagrado . Tomo un par de galletas , una barrita y una naranja . . Habrá ruido de tripas  .

Como suponía la noche es impresionantemente bella en este nido de águilas . Hay millones . O miles de millones de luceros . Constelaciones  , la vía láctea . Eso en cuanto a lo natural . En cuanto a lo humano veo cada pueblo de la zona sur . Millones de luces . Gente que vive allí abajo , en el sofá , tan agustito . No como yo . Aquí arriba , durmiendo sobre una piedra  . Porque la esterilla se me ha pinchado , y no sirve de nada . Pero yo , mas feliz que una perdiz . 









Solo una idea me impide relajarme del todo .. Estoy solo .  Y bastante vulnerable ahí arriba  . Me recorre a ratos una sensación como de claustrofobia .  Pero al revés . Tanto espacio abierto ante mi , tanta inmensidad . Me abruma un poco . Pienso en la bajada . Con esa mochila . Tengo que buscar una alternativa a esa grieta , porque no me veo capaz de destrepar por ahí . Me agobia un poco . Pero ya poco puedo hacer . Así que decido dejar ese tema para mañana , con luz y mas ánimo .

Acto final . Llega la luz .

Primero es una sensación . Hace mucho mas frío , y eso es señal de que se acerca el fin de la noche . El negro infinito cuajado de luces empieza a convertirse en un degradado a azul  . Luego aparecen los tonos naranjas  . Ya se perfilan las siluetas de las crestas . Se intuye a lo lejos , al este , el galayar de Gredos . Los fantasmas de la noche se alejan .




Siempre me ha fascinado ver ponerse el sol por el Oeste y aparecer por el Este . Yo creo que si el ser humano hubiese subido montañas antes , se hubiera percatado de la redondez de la tierra de manera mucho mas temprana e incuestionable . Es tan evidente !! .
Momento café . Estar a casi 2600 metros . En un nido de Aguilas . Rodeados de salvajes  montañas . Con la cara anaranjada por el sol que empieza a salir . Solo ... No tengo capacidad narrativa suficiente para describirlo . Es de esas cosas que se sienten y ya está . Es mi momento y me lo guardo para mi colección de momentos especiales . 

Bajar ... Al final todo llega . El momento que me ha inquietado por la noche es ahora . Hay que bajar . Busco un paso que evite la bajada tan expuesta por la grieta . Rodeo la cumbre por su parte norte y descubro una pequeña repisa que da a una vira , muy expuesta ( toda la cara norte debajo ) . Pero con buenas presas . Me atrevo por ahí a investigar un poco sin mochila . La vira da a una pequeña llambría  . Lisa y sin agarres por arriba . Pero que tiene una grieta horizontal que la recorre de lado a lado . Creo poder pasar esa travesía . Voy a por la mochila  . Paso la llambrialina sin muchos problemas . Pero menuda exposición . La placa acaba junto a un bloque . Veo la argolla de la vía normal justo enfrente  pero separada por  un último paso para llegar a la repisa cimera del Almanzor . Es un paso de fe .De esos de no retorno . Ni me lo pienso . Quiero bajar de aquí ,ya . Tanto quiero bajar que una vez dado ese último paso ni siquiera me molesto en subir el bloque cimero . No necesito una cima . Mi objetivo está cumplido . 

El resto de la bajada tortuosa como siempre por esos canchales . Justo al inicio de la canal del crampón me cruzo con los primeros de la mañana en subir .Me preguntan si he dormido en la cumbre y cuando respondo afirmativamente dan por explicado el misterio de las luces en la cima del Almanzor . Al parecer fue la comidilla del refugio la noche pasada . En total han sido 12 horas en total intimidad y soledad con con esta espléndida montaña . Ya podemos decir que somos íntimos amigos .










1 comentario:

Miguel Ángel González dijo...

Molaaaaaaa... me encanta esto de leer por las mañanas algo que me gusta tanto como es la aventura.